Alivio para los artesanos

Locales 17 de mayo de 2020 Por Trova
Las nuevas medidas del municipio capitalino les permitieron retomar sus actividades luego de una cuarentena que, como a la gran mayoría de los sectores, paralizó completamente sus economías.
imagen plaza Güemes
Feria de artesano en plaza Güemes Imagen viapais.com.ar

A partir de las 10 horas del sábado 16 de mayo, lentamente los feriantes y artesanos fueron ubicándose en la plaza frente a la Legislatura, entre las calles Leguizamón, Rivadavia y Balcarse. Ni los puestos de artesanos fueron muchos ni los salteños se acercaron a ellos en la medida que los primeros necesitan para reactivar su economía.

Lo mismo hicieron los feriantes de Paseo de los poetas y los de la mítica calle Balcarce, todos ajustándose a las nuevas medidas que instaló la pandemia del COVD-19: distancia social y protocolos de seguridad. 

En conversación con quienes se encontraban atendiendo los puestos, pudimos conocer que, para volver a trabajar, debieron organizarse en una especie de turnos a fin de evitar la aglomeración de expositores y, por consecuencia, también la de sus visitantes. Solo podían encontrarse funcionando doce puestos en una cuadra, mientras que por lo general los artesanos llegan a ser más de medio centenar en solo 100 m.

Sin embargo, la escasa participación de artesanos en aquellas ferias se debió, según pudimos consultar, a la poco información y la falta de comunicación para con los demás expositores. Pero se especula que el próximo fin de semana aumentarán a fin de a exponer sus trabajos a la espera de conseguir ventas, ya que la suspensión obligatorio provocó inestabilidad económica en familias artesanas -como en muchas otros sectores- cuyos principal ingreso correspondían justamente a la demanda de sus artesanías promovidas en las ferias.

Ahora, con la nueva modalidad impuesta y los rigurosos protocolos a observar, todos los sábados y domingos de 10 a 20 h, la plaza Güemes, la calle Balcarse y el Paseo de los poetas volverán a tener el colorido que solo los artesanos podían ofrecerle.

El melancólico panorama que la pandemia afincó será reemplazado por la alegría de los feriantes. Y sus aflicciones, provocadas también por la lucha contra el nuevo COVID-19, esperemos sera pronto restablecidas por la alegría de saberse nuevamente en actividad.